Historia mundial de la megalomanía: Desmesuras, desvaríos y fantasías del culto a la personalidad en la política

Historia mundial de la megalomanía: Desmesuras, desvaríos y fantasías del culto a la personalidad en la política

Language: Spanish

Pages: 0

ISBN: B00KZP7EOA

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


ADOLF HITLER - IÓSIF STALIN - MAO ZEDONG - NICOLAE CEAUCESCU - KIM IL-SUNG - AHMED SÉKOU TOURÉ - IDI AMIN - MUAMMAR EL GADAFI - FIDEL CASTRO - HUGO CHÁVEZ - FRANCISCO FRANCO - JOSIP BROZ TITO - RUHOLLAH JOMEINI - Y MÁS...

A lo largo de estas páginas desfilan excéntricos megalómanos henchidos de vanidad. Con una mezcla precisa de anécdotas, trazos biográficos y datos sorprendentes, el autor cuenta sus historias y muestra cómo detrás de la idolatría hay una absurda pretensión de dominio, grandeza e inmortalidad: elementos intrínsecos a las cruentas ideologías totalitarias que han causado terror a escala global.

De ese modo, el libro se adentra en las vidas de aquellos dictadores que fueron cegados por la petulancia de creerse superhombres providenciales llamados a cumplir grandes hazañas. Aunque aún no se hayan encontrado bases sólidas que expliquen dicho fenómeno, los síntomas resultan evidentes: soberbia, egolatría, verborragia, alejamiento progresivo dela realidad o indiferencia ante el sufrimiento
de los otros.

Historia mundial de la megalomanía, obra única en su tipo, constituye una invitación al lector a profundizar en los oscuros laberintos del alma humana así como en las excentricidades de numerosos personajes que han perseguido lo imposible: volverse dioses.

The Demographic Imagination and the Nineteenth-Century City: Paris, London, New York (Cambridge Studies in the Nineteenth Literature and Culture)

Havana Nocturne: How the Mob Owned Cuba and Then Lost It to the Revolution

All the King's Men

The Secret History of Freemasonry: Its Origins and Connection to the Knights Templar

Silencing the Past: Power and the Production of History

From Eve to Dawn, A History of Women in the World, Volume 4: Revolutions and Struggles for Justice in the 20th Century

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

los países latinoamericanos sufren, esporádicamente, de esta variante del gobierno de caudillos construida en la falaz noción de una apócrifa “democracia” que se define como “antioligárquica, popular y nacionalista”, pero que más bien es una perversión personalista, autoritaria y, sobre todas las cosas, profundamente voluntarista. El populismo está ligado esencialmente —y sin paliativos— al destino de un líder con empuje carismático a quien sus seguidores consideran “providencial” y, a diferencia

historia contemporánea de Europa, que un gobernante se viera obligado a renunciar por las manifiestas presiones del contexto europeo. El Caimán fue remplazado por el austero tecnócrata, ex comisario europeo y profesor universitario Mario Monti, pero Berlusconi, pese a estar malherido políticamente, hizo caer a Monti y se mostró como un aguerrido tigre en la campaña política subsiguiente (2012) cuando, pese a todas sus tropelías, logró una remontada impresionante ante sus adversarios del Partido

plumas de los escritores no son lo suficientemente rápidas para mantenerse al día con sus victorias. Algunos dicen que un héroe; otros un semidiós; algunos, los más modestos, lo consideran la maravilla de nuestro tiempo... Cada día, nuestros legisladores comienzan sus sesiones de ambas cámaras con largos discursos en su honor. No son estos logros magros para alguien tan joven, más joven incluso que Alejandro Magno cuando conquistó el mundo... También Rouget de Lisle, el famoso autor de La

toda su magnífica intensidad, en Europa oriental y en el resto de las naciones satélites de la URSS. En capitales como Praga, Varsovia, Budapest y Sofía se erigieron gigantescas estatuas del Padre de los Pueblos. Se renombraron decenas de ciudades (destacando Varna, en Bulgaria) y miles de pueblos, avenidas (Stalinallee en Berlín, la más importante, quizá), calles, plazas, distritos, colonias, barrios y hasta montañas, sin faltar los cursos y las conferencias impartidos en universidades y centros

un golpe de Estado acusando a su primo de corrupto y mal gobernante. Las finanzas públicas estaban en ruinas. El nuevo presidente abolió la Constitución, estableció un régimen de partido único y comenzó a gobernar por decreto. Tiempo más tarde se proclamó presidente vitalicio. Desde el primer día en el poder se distinguió por ser uno de los gobernantes africanos más adeptos a Francia. Idolatraba al general De Gaulle, quien ni siquiera sabía su nombre y lo despreciaba olímpicamente “¿Quién es ese

Download sample

Download