Teatro Reunido (.)

Teatro Reunido (.)

Language: Spanish

Pages: 0

ISBN: 8490661405

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Con motivo del centenario del nacimiento de Arthur Miller, reunimos en un volumen las cinco piezas teatrales más importantes del dramaturgo: Todos eran mis hijos (1947), Muerte de un viajante (1949), Las brujas de Salem (1952), Panorama desde el puente (1955) y Después de la caída (1964). En las obras que integran este volumen, Miller abordó las conflictivas relaciones entre padres e hijos, y entre maridos y mujeres, así como la necesidad de vivir según unos principios morales y de asumir la responsabilidad social e individual que a cada hombre le toca, y en todas ellas supo reflejar las frustraciones de la sociedad contemporánea.

The Restaurant Critic's Wife: A Novel

Faust, Part II

Grenadine (Yale Drama Series)

The Third Man

The Complete Plays

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

llamada.) �Le has dado este número? (Suena el teléfono de nuevo.) �Le has dado el teléfono a esa chica? (Dicho esto, se acerca en dos zancadas al auricular.) �Diga? Ah, sí. Aquí está. Un momento, por favor. QUENTIN: No puedo acostarme en esta habitación; no quiero que Betty me vea. (Va hacia el teléfono con una mirada de odio.) LOUISE: Es Max. (Sorprendido, Quentin toma el auricular.) QUENTIN (al teléfono): �Max? Lo siento, se me ha pasado por completo. No encuentro explicación, supongo

escenario): �No soy tan poco interesante, Quentin! (Quentin la mira fijamente, tratando de yuxtaponer esta escena a su visión desvanecida y, absorto en sus pensamientos, se vuelve hacia el Oyente.) QUENTIN: La cuestión es el poder, pero he perdido el... �Sí! (Se levanta de un salto y da una vuelta en torno a Louise.) De verdad que a veces, cuando se miraba al espejo, yo me daba cuenta de que no le gustaba su cara, y quería interponerme entre ella y su sufrimiento. HOLGA: Quizá no soy muy

gustaría que tu padre supiera que, lo que es por mí, cuando quiera tiene un puesto a su disposición en la fábrica. Me gustaría que lo supiera. GEORGE: Mi padre te odia a muerte, Joe. �No lo sabías? KELLER: Me lo figuraba. Pero eso también puede cambiar. LA MADRE: Steve no era así. GEORGE: Pues ahora lo es. Si por él fuera, llevaría al paredón a todos los que se han enriquecido gracias a la guerra. CHRIS: Le van a hacer falta muchas balas. GEORGE: Y más vale que no las encuentre.

LINDA: En fin, le debes tres dólares y medio. Entre unas cosas y otras, hay que pagar unos ciento veinte dólares antes del 15. WILLY: �Ciento veinte dólares! �Santo cielo, si el negocio no se reanima, no sé qué voy a hacer! LINDA: La próxima semana te irá mejor, ya lo verás. WILLY: Claro que sí, la semana que viene los meto en cintura. Iré a Hartford. Allí les caigo muy bien. Verás, Linda, lo malo es que la gente no acaba de tomarme cariño. (Avanzan hacia el proscenio.) LINDA: Vamos,

HAPPY: Biff quería darte las buenas noches. WILLY (a Biff): Sí. Exprime bien a ese tipo. �Qué querías decirme? BIFF: Sólo que te tranquilices, papá. Buenas noches. (Se vuelve para salir.) WILLY (incapaz de resistirse): Y si cae algo de la mesa mientras hablas con él, un paquete de tabaco o lo que sea, no lo recojas. Para eso están los meritorios. LINDA: Prepararé un buen desayuno... WILLY: �Vas a dejarme terminar? Dile que en el Oeste te has dedicado a los negocios, no a trabajar en una

Download sample

Download